Funciones

Funciones

Como ya vimos en el capítulo anterior nombrar coherentemente es importante, pero no es lo único que tenemos que hacer. Las funciones si están bien nombradas pero ocupan 3.000 líneas no son precisamente algo manejable, y buscar donde se produce un error en ellas será un dolor de cabeza. El libro recomienda que cada función ocupe tanto como abarque tu pantalla, siempre y cuando esta no sea extremadamente grande, unas 20 (llegando al límite, pero con la mitad sobra para poder cumplir con su objetivo la función)

Haz solo una cosa!

Por ello mantener funciones que sean pequeñas en cuanto a líneas de código y funcionalidad es importante. No debes de liarte y hacer en un mismo bloque 100 cosas distintas, haz una sola cosa por cada función, dale un buen nombre y así sarbás a donde acudir cuando falle.

Identación

Otro punto importante es la identación es algo que si sigues el consejo anterior se soluciona un poco. La cuestión de este punto es que no debes comenzar a encadenar condiciones (por ejemplo, if {} else), aumentándo la identación del código con cada una de ellas, hasta llegar a salir de la pantalla. Esto hace que no sea legible de manera rápida y cómoda y más fácil de liarte a la hora de revisar el trabajo ya hecho.

Switch

Esta sentencia por como está diseñada es difícil que ocupe poco, ya que con tres opciones solamente se extiende 12 líneas. Además si queremos modificar este porque ha cambiado los requisitos de nuestra aplicación un switch nos dará problemas, no siendo la mejor opción. Para evitar que esto ocurra nos recomienda hacer el uso de la abstracción.

Argumentos

Cuando declaramos una función a veces nos olvidamos de que los argumentos luego tendremos que completarlos al hacer uso de esa y comenzamos a solicitar una gran cantidad de ellos. Esto hace que luego cuando la llamemos quede un churro en medio de nuestro código con muchos parámetros que nos chocará cuando estemos leyendola. Además de que siempre será más complicado de modificar en un futuro. En el libro nos recomiendan, que cada función como máximo deba tener 3 parámetros. Si hace uso de más de estos la mayoría de veces significa que lo que necesitas no son los parámetros como tal, si no un objeto con todos estos atributos. Por ejemplo si queremos pintar un punto en pantalla, podremos pedir como parámetros: coordenada X, coordenada Y, radio. Pero si nos fijamos realmente las dos primeras pertenecen a lo mismo, un punto, si en lugar de esto simplemente solicitamos punto y radio queda todo más claro.

Nombrar correctamente

Las funciones deben de ser nombradas como verbos (acciones) de manera que sean ejemplificativas de que están haciendo en su interior sin tener que investigarla. Por esta misma razón es importante que no hagamos dentro de una función más de lo que decimos hacer, si tenemos una función comprobarConección no debemos hacer más que la comprobación, si se nos ocurriera que, una vez comprobado su correcto estado la inicializamos, tendríamos que llamar de mejor manera a esta algo como: comprobarConecciónEIniciar

Argumentos de salida

Estos argumentos existen por razones historicas, desde la llegada de la Orientación a Objetos (OO) carecen de sentido, es más hacen que las funcuiones no sean tan claras como deberían. Si una función tiene que devolver algo, esto lo hará por su parámetro de salida (su return) no por un argumento pasado que es un objeto que modificamos. Si tenemos que modificar un objeto lo haremos de la siguiente forma:

objeto.actualizarParámetro();

Códigos de error

De igual forma los códigos de error no son nada aconsejable, si los usamos tendremos que comprobar si el valor entra dentro de uno de los códigos de error que existen para esa función y luego actuar en consecuencia. Esto hace que el código se haga más complejo añadiendo comprobaciones innecesarias que con excepciones sería más fácil dentro de un bloque try {} catch

Libro original

Última modificación: 15 March 2018